Un monólogo para el cuidado propio 

¿Cuándo fue la última vez que tuviste una conversación contigo? El mundo va deprisa y cada vez es más necesario darnos un espacio en la agenda. La prisa nos aleja de estar en el presente, sobre pensar o vivir el afán del mañana: “Ahora tengo que hacer esto y más tarde aquello”.  

En esta oportunidad queremos invitarte a tener una experiencia de baño más pausada mientras dejas a un lado la lista de tareas y pendientes. Con este ritual recárgate de tranquilidad y déjate llevar por tus sentidos.  

Paso 1: Pon una canción y hazte una exfoliación. 

Nuestras Mermeladas Exfoliantes son ideales para aportar bienestar. Tenemos tres diferentes opciones porque una buena charla con tu piel tiene varios temas de conversación.  

  • Café Arábico & Cacao: tonifica la piel y combate la celulitis. 
  • Azúcar, Panela & Limón: ilumina y empareja el tono de tu piel. 
  • Sal de Manaure, Coco & Limonaria: reduce la retención de líquidos. 

Antes de entrar en tu ducha, pon una toalla debajo de tus pies. Aplícala en tu piel y realiza suaves masajes circulares desde los tobillos en dirección ascendente. Pon atención en las zonas menos suaves y deja actuar por un par de minutos. Después enjuaga con agua tibia. Repite e 1 o 2 veces por semana. 

TIP: Complementa este paso con música, a veces preferimos la instrumental para relajar y otras veces la que nos anima a cantar. Y es que no hay mejor escenario que nuestro baño para el performance del artista que llevamos dentro. ¡Dale play a tu lista favorita o descubre canciones nuevas! 

Paso 2: Un baño indulgente con actitud, pero con lentitud. 

Nuestro jabón oleoso nutritivo Mimosa & Tangerina te brinda una experiencia de baño suntuosa. Vierte una pequeña cantidad en tus manos y tómate un momento para respirar profundamente sus aromas. Masajea la piel y experimenta cómo se transforma en una rica espuma limpiadora.  

TIP: Puedes aplicarlo para una mejor depilación, sus oleos permiten que la cuchilla deslice fácilmente mientras crea una barrera protectora en tu piel.  

Paso 3: Más hidratación, ¡más es más!  

Después de tomar tu baño, aprovecha los vapores y con la piel aún húmeda, aplica nuestro Aceite Seco Revitalizante de Mimosa & Tangerina para que su aroma extrovertido te acompañe por más tiempo. Además, te aporta más hidratación reteniendo el agua para una sensación sedosa.  

TIP: En esas zonas que necesitan mucha más hidratación como los codos, rodillas y talones, aplica una extra-hidratación. Notarás como lucen con camisetas cortas o faldas en los días de sol.  

Ya que llegaste hasta aquí queremos compartirte esta frase para recordar; vivir lento es vivir en plenitud. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *