Mermeladas Exfoliantes – El primer paso para una piel luminosa

El ser humano ha recurrido a lo largo de la historia, a todo tipo de métodos y productos para conseguir una piel más suave y fina.

La exfoliación es un paso importante a la hora de cuidar la piel. Es una técnica que permite lucir una piel más limpia, eliminando las células muertas, las impurezas, y las toxinas de la piel, y además atenúa las líneas de expresión y arrugas. La piel se renueva de forma natural aproximadamente cada 28 días, permitiendo que luzca luminosa y fresca.

 

Pero con el paso del tiempo, agentes externos como los bruscos cambios medioambientales, situaciones estresantes, y la falta de nutrientes en la alimentación; o internos, como cambios hormonales, pueden hacer que este proceso se vuelva lento y nuestra piel se vea opaca. Para que este proceso ocurra normalmente, la clave está en la estimulación del ciclo de regeneración celular por medio de una adecuada y periódica exfoliación.

Las Mermeladas Exfoliantes LOTO del SUR te ayudan a llevar a cabo este proceso de manera práctica y placentera. La piel es un órgano en constante cambio, es nuestra barrera protectora frente al mundo exterior y es muy fácil notar cuanto la cuidamos o la descuidamos; es por ello que debes hacerla ver y sentir mejor que nunca.

Aún cuando existen distintos tipos de pieles con diferentes necesidades, te recomendamos optar por productos hechos con ingredientes naturales, como extractos de plantas, aceites vegetales y aceites esenciales. Estos ingredientes trabajan en armonía con las funciones y ciclos naturales de la piel y son biodegradables.

Aquí te contamos como realizar el ritual de exfoliación con nuestras Mermeladas:

Ritual Número 1

EXFOLIACIÓN PARA TODO EL CUERPO con MERMELADA EXFOLIANTE DE SAL DE MANAURE, COCO Y LIMONARIA

Despierta tu piel con esta exquisita mezcla que combina el poder desintoxicante de la Sal de Manaure, mientras el Coco nutre e hidrata tu piel y el aroma de la Limonaria estimula tus sentidos.

  1. Para empezar, toma una ducha. El agua a una temperatura ligeramente superior a la corporal, despierta los poros, es decir, ayuda a abrirlos y permite que su limpieza sea a profundidad y se remuevan las impurezas contenidas en ellos. Además la piel húmeda permite que el exfoliante se extienda suavemente sobre tu piel, sin maltratarla.
  2. Con la ducha cerrada, toma en tu mano una cantidad generosa de la Mermelada Exfoliante de Sal de Manaure, Coco y Limonaria, y aplícala con suaves masajes circulares sobre la piel húmeda, siempre en dirección al corazón para estimular la circulación. Hazlo de pies a hombros, pasando por las pantorrillas, las rodillas, los muslos, las nalgas, el vientre, el pecho (¡Con cuidado! Es una zona sensible), la espalda, los hombros, los brazos y los codos.
  3. Deja actuar por dos minutos, enjuaga con agua tibia y con ayuda de tu Esponja de mar o Estropajo de baño, y acaba con un chorro de agua fría para tonificar.
  4. Para completar el tratamiento, hidrata tu piel utilizando nuestro Aceite Seco de Mimosa y Tangerina, o de tu fragancia favorita, que permite reestablecer el balance lipídico de tu piel, y se absorbe rápidamente para no tener que esperar.

TIP: Este exfoliante es ideal para antes y después del bronceado, ya que antes, permite lograr un tono uniforme; y después, elimina toxinas e impurezas acumuladas, renovando la piel. Los accesorios, como una esponja de mar o un estropajo, son excelentes complementos para el tratamiento de exfoliación.

 

Ritual Número 2

EXFOLIACIÓN FACIAL con MERMELADA EXFOLIANTE DE AZÚCAR, PANELA ORGÁNICA Y LIMÓN

Limpia y renueva la piel de tu rostro con los cristales de Azúcar Morena y la Panela Orgánica, ricos en AHA ́S que remueven delicadamente las células muertas, mientras las notas suaves del Limón te envuelven en una atmósfera vibrante y fresca.

  1. Para empezar, limpia la piel de tu rostro suavemente con Agua Micelar o el limpiador que usas regularmente según tu tipo de piel.
  2. Luego, humedece ligeramente tu piel con agua tibia. Aplica la Mermelada Exfoliante de Azúcar, Panela Orgánica y Limón con suaves masajes circulares sobre la piel húmeda, hazlo desde el interior hacia el exterior en dirección ascendente, desde el escote, cuello, y finalmente rostro.
  3. Acláralo con agua tibia con la ayuda de un guante suave de baño o un pomo de algodón. Enjuaga con agua tibia y acaba con un chorro de agua fría para tonificar.
  4. Para completar el tratamiento, hidrata tu rostro utilizando la Crema Soufflé de Hibiscus y Amandín para piel normal a seca, o el Bálsamo Inteligente para piel mixta o grasa.

TIP: Este exfoliante es ideal para usar antes del maquillaje, pues permitirá una cobertura más completa y uniforme, y duración prolongada en el tiempo.

 

Ritual Número 3

EXFOLIACIÓN PARA PIERNAS Y PIES con MERMELADA EXFOLIANTE DE CACAO Y CAFÉ

Renueva tu piel con esta poderosa mezcla que combina la acción revitalizante y desintoxicante del Café Arábigo con el efecto tonificante y estimulante del Cacao, ayudándote a combatir la piel de naranja.

  1. Para empezar, toma una ducha. El agua a una temperatura ligeramente superior a la corporal, despierta los poros, es decir, ayuda a abrirlos y permite que su limpieza sea a profundidad y se remuevan las impurezas contenidas en ellos. Además la piel húmeda permite que el exfoliante se extienda suavemente sobre tu piel, sin maltratarla.
  2. Con la ducha cerrada, toma en tu mano una cantidad generosa de la Mermelada Exfoliante de Cacao y Café, y aplícala con suaves masajes circulares sobre la piel húmeda, siempre en dirección al corazón para estimular la circulación. Enfatiza en zonas usualmente más ásperas como plantas de los pies, los talones y las rodillas, así como en pantorrillas, muslos y glúteos.
  3. Deja actuar por dos minutos, aclara con agua tibia y con ayuda de tu Esponja de mar o Estropajo de baño, y acaba con un chorro de agua fría para tonificar.
  4. Para completar el tratamiento, hidrata tus piernas y pies con nuestro Aceite para Masajes D.A.T., que brinda hidratación y nutrición a la piel, mientras la reafirma, la limpia y combate la celulitis.

Repite el procedimiento 1 ó 2 veces por semana. Para las pieles más sensibles que se recomienda cada quince días.

TIP: Dar un masaje con movimientos circulares por todas las zonas que tengas celulitis y dejar actuar unos minutos. Para obtener resultados duraderos, la constancia en el tratamiento es esencial.

Es recomendable usar nuestras mermeladas exfoliantes de una a dos veces por semana, dependiendo del tipo de piel, seca o grasa, ya que el uso diferente al aconsejado puede ser perjudicial para la salud de la piel. En cualquier caso, tras una sesión de limpieza con un producto exfoliante, conviene hidratar adecuadamente la piel con un hidratante, según su tipo y necesidad (piel grasa, seca, con acné, etc.).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *