En casa con Sylvia Sánchez Montoya, directora de arte Loto del Sur.

Bogotana, afincada en Mallorca, Sylvia Sánchez Montoya es la mente creativa detrás de la dirección de arte de Loto del Sur.

Diseñadora industrial, especializada en moda y tejedora de vocación, su trabajo se ha enfocado en explorar el lenguaje tácito de las cosas: qué nos puede decir un vestido sobre la persona que lo lleva; qué significa para una marca escoger una tipografía serifa o una geométrica, cual es su paleta de color, cómo es su tono, qué tipo de luz o de encuadre expresa mejor un ADN… “En la dirección de arte encuentro el terreno ideal para investigar sobre ese léxico silencioso”

“He vivido más de 20 años fuera de Colombia, en París, Barcelona y ahora en Mallorca; guiada por el amor y un gusto por los acentos foráneos… aunque siempre he estado conectada con mi país de alguna manera. Inicialmente, en el 2008, a través de Warmi, una marca de tejidos que rescataban el saber hacer artesanal de las mujeres de Sutatausa, en donde cada pieza llevaba una ficha de identidad numerada y firmada por la mujer tejedora… Un Who made my clothes, antes de tiempo, con el que llegamos a algunas de las mejores tiendas multi-marca de Europa y Japón. Fueron 5 años emprendedores con aciertos y desaciertos que me dejaron un profundo vínculo con Sutatausa y un aprendizaje incalculable sobre el sistema moda.

Y desde el 2013, como directora de arte para Loto del Sur. Una maravillosa oportunidad para aplicar lo aprendido y re-contar Latinoamérica, de la mano de mi gran amiga y talentosísima emprendedora Johana Sanint”

Nos sentamos con Sylvia en su casa Mallorquina para hablar de sus rituales de salud y belleza, y sus secretos para una vida feliz.

¿Cuál es tu rutina mañanera?

No soy de mañanas, por eso intento levantarme con calma. Me encanta despertarme con la luz natural y después de las 5 alertas en mi despertador, deambular por mi casa con un buen café en la mano, oyendo la radio, planeando mentalmente mi día… Eso sí, una vez me activo no paro y termino tarde. Trabajar en horario invertido con Colombia es perfecto para mi.

¿Cómo es un fin de semana?

En los fines de semana me gusta disfrutar de la tranquilidad del pueblo donde vivo. Uno de mis planes favoritos es leer el periódico de A a Z y hacer el crucigrama con mi novio tomándonos un Vermú, o acompañarlo mientras cocina, ¡es un chef estupendo! Vivimos en las faldas de la Tramuntana y nos encanta salir con nuestro perro a recolectar plantas silvestres para hacer floreros experimentales. Disfruto mucho de la riqueza artesanal de la isla, y cada vez que puedo me inscribo a algún taller de barro o de tejido.

¿Cómo es un día normal en la vida de una directora de arte?

Depende mucho de los proyectos que tengamos en curso. A veces mi trabajo es muy solitario y otras veces tengo que estar conectada haciendo un ping-pong con el equipo de diseño en Colombia… No hay un día típico, y sobre todo cuando eres creativo, nunca termina, siempre estas con las antenas puestas. Creo que ese sería el común denominador: observar y traducir, constantemente.

¿Ritual favorito después de un día de estrés?

Una clase de yoga online con @ferchidelapuente
Un baño con la línea de Citrus Paradisi, una cura de Aceites Esenciales. O la ceremonia solitaria de tomarme un Single Malt escuchando buena música…

¿Tu ritual especial para esos días que“te lo mereces”  y quieres consentirte extra?

Regalarme un masaje o un tratamiento facial que dure horas… Descorcharme un buen vino, una tarde de lectura frente a la chimenea, o una comida tradicional japonesa…

¿Qué haces para “set the mood” en tu baño?

Escucho algún podcast, puede ser Boomerang de Augustin Trapenard, The Last Bohemians (súper recomendado el episodio con Marina Abramovic), o Are we on air… Unas gotas de Romero y de Menta en mi difusor de aromas.

¿Una fragancia que te defina? Eres de ir cambiando o de sólo una fragancia característica ?

Siempre he sido de aromas intensos y algo dulces. Me encantan las resinas: el patchouli, el oud, el copal; las flores blancas; el ylang ylang, la tuberosa…  aunque tengo un lado clásico y siempre me dejaré seducir por una buena rosa o una vainilla fina… Debo confesar que gastarme fortunas en perfumes es una de mis debilidades.

¿Cómo describes tu piel? ¿y tu pelo?

Mi piel es súper sensible, reacciona inmediatamente al clima o a mis estados de ánimo por eso tengo un especial cuidado con los productos que uso. Desde que estoy usando en dúo el Glasé limpiador y el Elixir Granada y Camu Camu he sentido que mi piel está más ‘relajada’ y luminosa.

Mi pelo es libre, me encanta jugar y cambiar mucho. Eso sí, no me gusta me peinarme.

¿Cuál es tu mayor reto en cuanto a tu piel o pelo? 

Verme algo peinada sin tener que pasarme un cepillo… Proteger mis más de cien lunares del sol mallorquín, causados por mis muchos veranos pasados en San Andrés y Providencia cuando era niña.

¿Cuál es tu secreto para una vida feliz?

No creo poseer ese secreto… ¡me debato todos los días! Pero sí sé lo que me procura momentos de gracia. Trabajar con las manos, cultivar el amor y la sensualidad. Entrar en verdadero contacto conmigo misma y regalarme momentos de silencio. Dormir un día entero cuando puedo. Rodearme de personas con quienes tener conversaciones interesantes, buenas fiestas y buenas comidas… Hablar horas con mi mamá de nada en especial, imaginar proyectos con mis primos o con mi amiga Astan.

¿Y para una piel feliz?

Mucha hidratación y Loto del Sur, ¡por supuesto!

¿Tu parte favorita de ti? 

Físicamente creo que mi pelo rebelde y expresivo me representa bastante bien, y me gustan mis manos… De mi personalidad, lo intensa y apasionada que soy (aunque ahí radica también mi parte más vulnerable)

¿Qué no puede faltar en tu mesita de noche?

Mis libros del momento, el calendario lunar de @hotelweekend. Mi lamparita Follow me y mi iPhone para poder leer el horóscopo de Rob Brezny, mi coach en momentos de angustia nocturna. El agua de linos Dulces Sueños, la crema de manos Altea y Camelia versión Dulces Sueños

Cuéntanos sobre tu ritual antes de dormir.

Si no estoy muy cansada me hago de todo. Por ejemplo una doble limpieza con el Glasé limpiador y el Mousse de Moringa, luego me aplico un tónico exfoliante con Ahas, pongo unas gotas de ácido hialurónico y termino con el Elixir de Camu Camu. Si muero de sueño, me desmaquillo rápidamente con la Infusión Micelar y me pongo unas goticas de Elixir. Y no puede faltar una cama bien hecha con sábanas de algodón blancas.

¿Tu producto favorito de Loto del Sur?

Muchos, honestamente… soy fan de toda la línea de aromaterapia, con especial debilidad por la Sinergia 33 que sirve para todo, y el Repelente Armadura del Trópico: un detalle muy apreciado que siempre pongo en la mesa del jardín cuando tenemos invitados. Estoy obsesionada con la Vela Alegría que sacamos en edición especial esta Navidad. La crema de manos Altea y Camelia y los antibacteriales LdS son un lujo cotidiano ¡indispensable!

Fotos: Marina Denisova / Entrevista: Natalia Swarz

También te puede interesar:

Johana Sanint, historia de emprendimiento: los inicios de LOTO del SUR.

¿Cómo es diseñar para LOTO del SUR? Entrevista con Guillermo Arias de Octubre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *